top of page

Una española llegará a China en bicicleta tras haber recorrido 13 países y 12.000 km

Por Sara Qiu

Publicado el 19/03/2024



Sara Qiu, una española de origen chino de 32 años, cruzará en breve su última frontera en bicicleta: China. Este viaje en solitario empezó en 2022 y la llevará al pueblo de sus padres, Qingtian, en enero de 2025, justo antes del inicio del próximo Año Nuevo Chino

 

Sara Qiu salió de Zaragoza, España, en abril de 2022 con una bicicleta y 28 kg en sus alforjas. Así comenzó su proyecto “Journey From the Road”, de España a China en bicicleta, el camino hacia sus raíces, específicamente a la tierra de sus padres; un pueblo llamado Qingtian, a 500 kilómetros de Shanghai. Este viernes 15 de marzo emprende una de las etapas más esperadas, que la llevará de Kirguistán, el decimocuarto país recorrido, a China.

 

En los últimos dos años, Qiu ha ha recorrido 13 países y más de 11.700 kilómetros en solitario. Tras una pausa hecha en invierno, este mes de marzo retoma el viaje donde lo dejó, en la ciudad de Osh, en Kirguistán, a los pies de las montañas del Pamir, a tan solo 250 km de la frontera con China, el país de sus padres.

 

Qiu ha atravesado el sur de Europa, los Balcanes, Turquía y ha seguido la ruta de la seda en Asia Central. Ha podido sostener el viaje gracias a la hospitalidad de las más de cien familias desconocidas que la han acogido en el camino y con quienes ha podido comprobar que la hospitalidad y la generosidad son cualidades que nos identifican como seres humanos más allá de las nacionalidades o creencias.


Los comienzos

En diciembre de 2021, Sara decidió dejar su puesto de trabajo en una empresa tecnológica.

Se cuestionó si realmente quería emplear su tiempo de esa manera, y desde entonces, no ha vuelto a mirar hacia atrás sino que ha sumado kilómetros en esta travesía que más que un reto físico ha resultado ser también una búsqueda personal y un viaje de autoconocimiento.

 

Desde los 23 años de edad su curiosidad la llevó a viajar de mochilera en varios rincones del planeta: Marruecos, Filipinas, Corea del Sur y del Norte, entre otros. Sin embargo, no fue sino hasta que llegó la pandemia cuando empezó a viajar de manera ‘lenta’. En 2020 hizo su primer viaje en bicicleta, de Zaragoza a Oviedo, unos 700 km. En 2021 recorrió a pie durante nueve días un tramo de la Transpirenaica, una ruta emblemática de montaña que cruza los Pirineos de mar a mar. Unos meses más tarde, completó el Camino Primitivo, el Camino de Santiago que desde Oviedo se dirige a Compostela por el interior de Asturias y Galicia. Estas tres aventuras le enseñaron que lo importante del viaje era el vivir el día a día, el proceso, más que el destino. Esa fue la antesala y lo que la llevó luego a Journey From the Road, un viaje en el que según dice ha aprendido más que en 30 años de vida.

 

“Recorrer medio mundo sola y sobre una bicicleta me ha llevado a vivir todo tipo de situaciones, a convivir con la incertidumbre. He atravesado pueblos y ciudades, pero también muchas zonas


montañosas y más de mil kilómetros de estepa y desierto en Asia Central. Está siendo un viaje lleno de lecciones. He aprendido a escuchar mi cuerpo y mi mente, a saber parar y descansar, a reconocer cuando necesito espacio”, explica desde Madrid, horas antes de subirse a un avión hacia Kirguistán, donde la espera su bicicleta.

 

Esta dinámica de viaje involucrando a familias locales desconocidas no estaba prevista así desde el comienzo sino que el tiempo y las circunstancias la fueron desarrollando de esa manera: “No fue hasta el cuarto mes de viaje, en Croacia, cuando me di cuenta de que no me quedaba otra que pedir ayuda en los pueblos. Ví la oportunidad de perder un miedo, de perder la vergüenza que sentía al pedir ayuda y saber apoyarme en la gente”. El abrirse a esa experiencia retando sus propios miedos y prejuicios la ha hecho vivir de primera mano la hospitalidad humana; dice que ahora no ve otra forma de viajar y además siente un propósito en mostrar la bondad de la gente que se encuentra en el camino.


La hospitalidad en Turquía y el terremoto

Turquía fue el décimo país de su viaje y su paso casi coincidió con el terremoto que cobró la vida de casi 60 mil personas en febrero de 2023. Tan solo un mes antes, en enero de 2023, Qiu se encontraba recorriendo ciudades en la que se convertiría en la zona del epicentro del terremoto. Allí estuvo alojada en casas de familia que posteriormente lo perdieron todo debido al terremoto. La conmoción por lo ocurrido la llevó a desarrollar una campaña de recaudación de fondos para los afectados. Con la ayuda de sus redes y familiares recaudó 4,500 € que fueron destinados en su totalidad a dos ONGs locales en Turquía y Siria.


China: el último capítulo del viaje

Cuando empezó “Journey from the road”, China no estaba contemplada en su ruta. Ni siquiera había un destino final, solo una dirección: Asia. Fue diez meses después, cuando falleció su abuela materna en China, que entendió que ese debía ser el destino; el lugar donde todo comenzó. En esta última etapa, Sara recorrerá unos 7.000 km en China. De oeste a este, hasta llegar al destino final, el pueblo de Qingtian.


Contacto

-Instagram: @journeyfromtheroad 

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags