Las universidades chinas en los rankings internacionales

Actualizado: sep 24


En los últimos años las universidades chinas han ido escalando posiciones en los más prestigiosos rankings de universidades internacionales: Según los resultados del ranking QS para el año 2021, el top 25 de universidades mundiales acomoda 3 universidades Chinas (ver tabla al final de este artículo).


Si acotamos la comparativa y nos situamos en Asia, otro prestigioso ranking, el Times Higher Education del año 2020 (https://www.timeshighereducation.com/student/best-universities/best-universities-asia) nos señala que 4 de las 5 mejores universidades de Asia están en China: Tsinghua (Pekín) encabeza la lista seguida por la Universidad de Pekin, en cuarto lugar la Universidad de Hong Kong y en quinta posición la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

China cuenta con 81 Universidades en este ranking, solamente precedida en el continente asiático por Japón que tiene 110. En tercera posición está la India con 56 Universidades.

Los vientos soplan a su favor, según datos recientes publicados por la revista “The Economist” la situación generada por la pandemia COVID 19 probablemente acelerará esta tendencia como consecuencia de la caída de estudiantes internacionales en las universidades occidentales. Hay que recordar que el porcentaje de estudiantes internacionales es uno de los aspectos que tienen en cuenta los rankings.

Estos datos reflejan el esfuerzo que desde finales del S. XX ha canalizado inmensas cantidades de recursos hacia sus universidades con el objetivo de convertir la academia china en una referencia mundial.

Ya en 1998 Jiang Zemin, presidente de la RP China, señala que es necesario construir Universidades y desarrollar disciplinas de “Primera clase” para conseguir modernizar el país. Se colocan las primeras piedras de un ambicioso plan de reformas del sistema educativo en China .

En 2013, a partir de la llegada del actual Presidente de la RP China Xi Jinping, el Gobierno se enfoca hacia la creación un modelo económico que procure a China un crecimiento sostenido y equilibrado y que permita en 2050 de equiparar el nivel de vida en China al de las sociedades desarrolladas de Occidente.

Esta transición económica y social implica un cambio en su sistema productivo que está evolucionando desde un modelo de producción de bajo coste, que en 2013 ya se encuentra exhausto, hacia la producción de bienes y servicios de mayor valor añadido, donde prima la eficiencia y la innovación. Se pone énfasis en la independencia tecnológica con respecto a occidente y el foco en colocar a medio plazo un número considerable de industrias chinas en vanguardia tecnológica mundial (Plan Made in China 2025).

Este nuevo escenario demanda profesionales cualificados que sólo puede proporcionar una Universidad de calidad. Para hacer frente a estas necesidades, el Consejo de Estado de la RP China desarrolla en 2015 el “Plan general para avanzar coordinadamente en la construcción de Universidades de clase mundial y disciplinas de primera clase”. Como saben hacer muy bien en China, el plan se articula en varias fases con el objetivo final de colocar el sistema de educación superior chino entre los mejores en el mundo (objetivo fijado para 2050). Las líneas maestras de este plan se articulan en torno a los siguientes aspectos:

· Desarrollar disciplinas emergentes y estudios interdisciplinares que sustenten el desarrollo regional y la transformación industrial que está sucediendo en el país.

· Formar y desarrollar a la comunidad docente:. Se pretende dotar a los profesores de herramientas para potenciar la creatividad y estimular el espíritu crítico en los alumnos. Esto supone un cambio en el enfoque educativo heredero de la tradición confuciana que se ha basado tradicionalmente en la memorización y el respeto a la palabra del superior.

· Graduar personas capaces de competir en un mundo global, equipadas con capacidades creativas, de innovación, con un elevado sentido de la ética, una amplia visión internacional y conocimientos de última generación.

· Promocionar la cooperación y los intercambios internacionales con instituciones de todo el mundo. Ampliar la oferta de estudios en inglés tanto de grado como de postgrado y subvencionar las matrículas de los alumnos extranjeros. En contraste con las universidades occidentales donde los estudiantes internacionales pagan por lo menos 2 o 3 veces más que los locales, los estudiantes internacionales pagan en China prácticamente lo mismo que los locales.

· Mantener el espíritu genuino chino: si bien el nuevo modelo se inspira en parte en universidades y disciplinas extranjeras, se pone énfasis en desarrollar universidades que se acomoden a las necesidades, a las características y a los valores chinos. En palabras del presidente Xi Xinping en su visita a la Universidad de Pekín en 2014: “No debemos hacer de la Universidad de Pekín la segunda Harvard o Cambridge, sino la primera Universidad de Pekín”.

China nos viene demostrando una inmensa capacidad de planificación a medio plazo y de ejecución. Es de esperar que en los próximos años veamos cómo estos rankings se van poblando de Universidades chinas. En la tabla que aparece a continuación vemos el recorrido de las mejores Universidades chinas en los últimos 5 años: Si en 2015 China tenía 4 universidades entre las primeras 100 del mundo, el ranking de 2021 ya acomoda 11 universidades.


(https://www.topuniversities.com/university-rankings/world-university-rankings/2021).

Fuente: Ranking mundial de Universidades QS

https://www.topuniversities.com/university-rankings/world-university-rankings/2021

Mar Perona

Tesorera de Cátedra China

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • Twitter - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco

Política de Privacidad 

Política de Cookies

Aviso Legal

Copyright© www.catedrachina.com | Cátedra China 2018. Todos los derechos reservados