top of page

LA VOZ FUE EL GRAN PROTAGONISTA DEL CONCIERTO DEL AÑO NUEVO CHINO EN EL AUDITORIO NACIONAL

Por Ignacio Saavedra

Publicado el 19/02/2024





El Concierto de música china (y no sólo china) en el Auditorio Nacional se ha convertido en uno de los momentos estelares en el programa de actos organizados con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino en Madrid. Este año ha habido un cambio notable con respecto a lo que venía ocurriendo. Ha sido un concierto, sobre todo, de voz. En concreto, de las voces del Coro del Teatro y Ópera de Shenzhen, una agrupación creada en 2019 y que, a pesar de su juventud y de haberse encontrado con la pandemia poco después de estrenarse, ha cosechado ya éxitos notables y se ha consolidado como un coro muy reputado internacionalmente.

 

Cátedra China pudo hablar brevemente con su joven director, Mu Wenhao, quien resumió las claves del prestigio de este coro en tres puntos. En primer lugar, un proceso de selección muy riguroso donde priman siempre las cualidades puramente musicales por encima de otras consideraciones más cara a la galería. En segundo lugar, el esfuerzo del coro por ser mucho más que un conjunto de voces de calidad; concretamente, su constante relación con la Historia de la Literatura, lo que da a su repertorio un atractivo artístico extra, de conexión con otras artes, algo que el público siempre aprecia. Por último, la implicación de la ciudad de Shenzhen, en su doble faceta empresarial e institucional, para que el coro los recursos necesarios para poder cumplir sus objetivos.




Otra novedad importante muy loable es la selección de repertorio español. Frente al tópico recurso a españoladas rancias tocadas con instrumentos tradicionales de China, el Coro interpretó con gran delicadeza Esta Tierra, del compositor Javier Busto (1949- ), una figura no muy conocida en España pero enormemente respetada por coros de todo el mundo. También hubo repertorio de otros lugares fuera de China, como el celebradísimo Libiamo ne’lieti calici perteneciente a la ópera La Traviata de Giuseppe Verdi.

En la parte del concierto dedicada a la música china, destaca la gran presencia de música procedente de la región de Mongolia. Según Mu Wenhao, ese protagonismo de la tradición de Mongolia se debió a que se trata de un repertorio especialmente apto para la combinación del conjunto de intérpretes, en el que se incluían instrumentos tradicionales acompañando ocasionalmente al coro. En efecto, en algunos de los temas se unieron al coro algunas de las figuras actuales del guzheng (Xu Man), el èrhu (Xu Hui), la pipa (Gao Linlin) o el dizi –flauta travesera de bambú- (Cai Lei). Se trata de un conjunto de intérpretes que han acaparado un buen número de premios en concursos nacionales e internacionales, y que además han orientado sus respectivas carreras a un enfoque muy cercano a la Literatura, según explicó también a Cátedra China Mu Wenhao.




El único elemento negativo fue el comportamiento de parte del público. Como empieza a ser también tradicional, muchos espectadores llegaron con retraso, lo que provocó que el concierto empezara después de lo previsto y que hubiera pausas excesivamente largas entre pieza y pieza porque la llegada de espectadores impuntuales continuó una vez empezado el concierto.



Xu Hui (èrhu), Cai Lei (dizi) y parte del Coro del Teatro de Ópera y Danza de Shenzhen.

Xu Man (guzheng) y Gao Linlin (pipa)

*Con agradecimiento a la Oficina Cultural de la Embajada de China en Madrid por su colaboración.



Comentários


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags