top of page

La Ruta de la Seda

Por Marcelo Muñoz*


Publicado el 7/11/2023


La Ruta de la Seda. Fuente: Cordon Press

La ciudad de Xian es la mejor expresión de lo que fue la Ruta de la Seda, desde el S. II a. n. e.: a Xian llegaban, y de ahí partían, todos los meses, caravanas de cientos de camellos hacia Occidente o hacia el Sureste Asiático y al Oeste de África.

La Ruta contaba con 14.000 km de vías terrestres, y 20.000 de rutas marítimas, y Xian, la mayor ciudad del mundo durante siglos era el centro del comercio internacional para toda Asia, y, a través de, Bagdad, Damasco y Bizancio, hacia Europa, y a todos los confines del mundo entonces conocido. Caravanas de camellos, cargados de sedas, té, porcelana, hierro, bronce, pieles... confluían de todo el mundo y a todo el mundo.

Este comercio internacional aportaba una tercera parte de los ingresos fiscales del imperio, con Xian como centro, conectado con el Gran Canal (3.000 kms de longitud) y la red de 50.000 km de canales navegables, por donde circulaban cientos de miles de toneladas de mercancías; con silos gigantescos, en puntos intermedios, con capacidad de hasta doce millones de hectolitros, que almacenaban el grano y otros productos para su distribución. Esta Ruta de la Seda histórica tuvo vigencia durante 15 siglos.


En 2013 el Presidente Xi Jing Pin lanzó el proyecto “una franja una Ruta”, nueva Ruta de la Seda, como proyecto de conectividad global para unir a los cinco continentes, hacia un mundo compartido, hacía de una sana globalización. Conectividad global, a través de redes viarias y marítimas de cientos de miles de kms, de puertos estratégicos, de redes telemáticas, de intercambio cultural entre las diversas civilizaciones, de acuerdos comerciales intercontinentales y de acuerdos políticos.

Objetivo final: un mundo compartido, y “El sueño chino” de una China, próspera y moderna, ocupando el puesto que le corresponde en el mundo del siglo XXI.


¿Una utopía fuera de la realidad?

Hoy es una gran utopía lejos de la realidad actual... o puede ser una hoja de ruta, si se ponen los medios adecuados para hacerla realidad: una inversión multimillonaria, que, en sólo 10 años ya ha comprometido, no sólo a bancos chinos, sino a bancos de los 150 países unidos al proyecto, a quince grandes bancos internacionales, con activos de unos 12 billones de dólares.

Una utopía, que se va haciendo realidad, como veremos, liderada por China, primer socio comercial de 152 países, con acuerdos comerciales, financieros, políticos o tecnológicos firmados prácticamente con todos los países del mundo, exceptuando a Estados Unidos, que rechaza el proyecto.


Una utopía de conectividad global, hecha realidad, en parte, en sólo 10 años, con cientos de corredores viarios y marítimos, conexiones 5g y 6g funcionando o en construcción...hacia esa conectividad global que unirá las redes viarias euroasiáticas con las panafricanas, a través del túnel de Gibraltar, y las redes eurasiáticas y panamericanas por el túnel bajo el estrecho de Bering y el Ave Pekin Washington...y cientos de rutas marítimas.


Como balance de estos diez años, China ha firmado acuerdos de libre comercio con 28 países, la Ruta ferroviaria China-Europa enlaza 25 países y 217 grandes ciudades, el comercio internacional chino ha superado los 19 billones de dólares, se han desarrollado más de 30 proyectos culturales, en 75 museos con 300 exposiciones... En el marco de este macro proyecto se han firmado 200 grandes acuerdos de cooperación, con 153 países y 30 organizaciones internacionales, una utopía que se va haciendo realdad, por encima de pandemias y guerras.

¡Y la Unión Europea prácticamente ausente!


Proyecto a largo plazo

Una utopía que se mueve por el principio confuciano de políticas y proyectos de largo plazo, trabajando para las próximas generaciones:

  • La primera etapa de este macro proyecto concluye en 2049, año del centenario de la República Popular China.

  • La segunda etapa concluye en 2100: hay tiempo para ir haciendo realidad la utopía de un mundo compartido y globalmente interconectado, más allá de las profecías apocalípticas que predominan hoy en Occidente, especialmente en los representantes del paleolítico.


Los días 17-18 de octubre se ha celebrado, en Zhengzhou, Henan, el III Foro Internacional de la Nueva Ruta de la Seda, presidido por el presidente Xi Jin Ping, en el que han participado representantes de 140 países, varios de ellos con sus Presidentes, el Secretario General de la ONU, 32 organizaciones internacionales.

Por España nos ha representado el Vicepresidente de Cátedra China Kurt Grötsch, invitado como experto en el tema, lo que nos facilita información de primera mano, que resumo:


Este III Foro ha destacado por la presencia de líderes mundiales, y 4.000 inscritos y por los acuerdos firmados por valor de 91.000 millones de dólares, en 458 convenios y 300 proyectos, con 30 organizaciones internacionales y 100.000 proyectos de formación.


¡La utopía se hace realidad!

Pero, lamentablemente, como ciudadano europeo, tengo que añadir con rabia: una casi total ausencia de la Unión Europea!, aunque con la participación estelar del Presidente Zapatero.


Abrió el Foro el Presidente Xi Jinping con este lema: “China irá mejor, si el resto del mundo va bien; el resto del mundo irá mejor, si a China le va bien”.

Y marcó estos objetivos: “cooperación del alta calidad bajo el acuerdo y el beneficio mutuo, modernización global para mejorar el desarrollo pacífico, hacia una economía global abierta, hacia una economía digital inclusiva, hacia un futuro compartido, la gobernanza global de la Inteligencia artificial, el desarrollo verde, la innovación científico-técnica...: Todo ello lo harán posible la unión y la paz, generando bienestar internacional y estabilidad.


¡La utopía hacia la realidad!

Por último, un apunte de beneficio directo para España de este macro proyecto de conectividad:

Entre los muchos corredores de conectividad euroasiática, que ya funcionan o en están en construcción, destaco:


  • El corredor terrestre Yiwu, costa este de China, a Madrid, atravesando 8 países, la vía ferroviaria más larga del mundo -13.000 km-, en un recorrido de 16 días frente a los 42 de la vía marítima; dos trenes por semana, con más de 1.000 km

  • El corredor marítimo desde los puestos del norte de China, por el Pacifico, atravesando el conflictivo Estrecho de Malaca, por el que pasa el 30% del tráfico marítimo mundial hacia el Pacífico sur, el Índico, el mediterráneo.

  • El corredor desde el noroeste de China, por el Turquestán, atravesando las grandes Cadenas del Hindukush, Kunlun etc., por la carretera más alta y costosa del mundo (30.000 millones de dólares) aún en construcción, hasta el puerto pakistaní de Gwada, al Índico y al Mediterráneo .


Ambos, larguísimos corredores tienen como puertos terminales Barcelona, Valencia y Algeciras.


¿Interesa y afecta algo a los intereses de España?

Pues hay un grupo chino que quiere construir en Algeciras un centro mundial de distribución de productos para toda Europa y toda África, contando con el túnel citado de Gibraltar.


¿Interesa y afecta algo a los intereses de España?

Pues, aunque parezca increíble, aún no hay respuesta por parte española porque la Unión Europea no estaría de acuerdo. Mi pronóstico: si España no responde, los harán los chinos.


¡Ojalá pronto Europa despierte de su sueño de hegemonía occidental excluyente y vuelva sus ojos y su estrategia hacia la realidad de China y su macro proyecto de la Nueva Ruta de la Seda!

Коментарі


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
bottom of page