top of page

LA CRUZ ROJA Y CHINA

Una historia poco conocida


Por Manuel Fernández

Publicado el 18/03/2024




El Presidente de la República Popular China, Xi Jinping en una entrevista con Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja, que tuvo lugar el 13.5.2013 en Pekin declaró:

 

“La Cruz Roja, que representa un espíritu y, más aún, una bandera, guía la acción humanitaria del mundo entero trascendiendo las fronteras nacionales, las razas y los credos. Como la causa humanitaria es común a toda la humanidad, creemos que el espíritu de la Cruz Roja no dejará de desarrollarse”.(Renmin Ribao 14.3.2013)

 

Esta cita del presidente Xi me ha hecho reflexionar sobre el objetivo estratégico formulado por la R. P.China de un futuro compartido para la humanidad, la historia de la C.Roja, y el número 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

 

No conozco declaración de ningún jefe de estado sobre la organización Cruz Roja, como la del Sr. Xi Jinping recogida dos párrafos más arriba. Sin duda esta organización humanitaria es de las más antiguas e influyente en asuntos humanitarios desde 1864. Aunque no se define como organización pacifista, sin duda en su ya más que centenaria historia ha hecho contribuciones importantes a la causa de la paz y desde luego a las víctimas de los numerosos conflictos armados en los que ha intervenido. Su inspirador y fundador destacado, el suizo Henry Dunant, fue galardonado en 1901                                      con el Premio Nobel de la Paz, compartido con el francés Frédéric Passy, este sí declarado activista por la paz. A lo largo del SXX, La Cruz Roja recibió tres veces más el premio nobel, el Comité Internacional en 1917 y 1944, y conjuntamente con el Comité (CICR) la Liga de Sociedades en 1963. La Liga de Sociedades en la actualidad se denomina Federación Internacional de Sociedades de Cruz Roja y Media Luna Roja.

 

En la actualidad, aquella embrionaria organización que tuvo carta de naturaleza con la firma del Primer Convenio de Ginebra en 1864, existe en 191 países, la casi totalidad de los países del mundo, en China desde 1904. Inició su andadura en un pequeño grupo de países, como refuerzo de los débiles o inexistentes servicios de sanidad militar. Se transformó, acción humanitaria tras acción humanitaria, en el actual movimiento internacional de  Cruz Roja y Media Luna Roja, tan necesario, que si no existiera habría que inventarlo.

 

Desde el principio intervino en conflictos armados. Por ejemplo, la Cruz Roja Española intervino en la batalla de Orokieta en 1872 durante la III Guerra Carlista, y en la Guerra Franco-Prusiana de 1870, con una ambulancia tirada por caballos.

 

Intervino la Cruz Roja/Media Luna Roja  durante la I Guerra Mundial en  los principales campos de batalla, y, finalizado el conflicto, prestó muy buenos servicios en la epidemia de gripe de 1918 y en las hambrunas  de la posguerra. En ese tiempo se fundó la Liga de Sociedades (hoy Federación Internacional) que agrupó a todas las sociedades nacionales de todos los países, ocupándose desde ese momento en tareas humanitarias en todo tiempo, reservando para el Comité Internacional (CICR) la intervención humanitaria en situaciones de conflicto armado.

 

Durante la II Guerra Mundial la Cruz Roja hizo lo que pudo y le dejaron.. Uno de sus delegados legendarios, Marcel Junot, medió durante la Guerra Civil Española de 1936-39 y fué observador directo de la catástrofe humana que siguió a los bombardeos nucleares en Hiroshima y Nagasaki. En aquella observación, llegó a la conclusión de que el arma nuclear era lo más destructivo inventado por el ser humano hasta ese momento y sugirió al CICR que intentase prohibir su uso por su efectos indiscriminados sobre la población civil. El CICR lo intentó, sin éxito. A día de hoy, el arma nuclear como tal, no es un arma cuyo uso esté prohibido en el Derecho Internacional Humanitario.

 

Este movimiento humanitario internacional, adoptó en 1965, un siglo después de su fundación, lo que define como sus principios, a saber, HUMANIDAD, IMPARCIALIDAD, NEUTRALIDAD, INDEPENDENCIA, CARÁCTER VOLUNTARIO, UNIDAD, y UNIVERSALIDAD. Analizando  estos principios y la filosofía que los trasciende, podría decirse que esta organización-institución, a lo largo de su historia es de las que más ha hecho y conseguido por el bienestar de los seres humanos, especialmente los más vulnerables en situaciones de catástrofe natural o conflicto armado, por encima de categorías sociales, raciales, nacionales, políticas o religiosas. Sin duda  millones de seres humanos pueden dar fé de ello.

 

Es probable que el lector de este artículo, tenga un conocimiento ligero o profundo de la Cruz Roja Española. Ateniéndose a los siete principios anteriormente enumerados, nos ha acompañado en todo tiempo desde 1864 hasta nuestros días, incluso durante la guerra civil de 1936-1939, en que atendió lo mejor que pudo, a las víctimas tanto bajo la autoridad del gobierno  de Madrid como del rebelde en Burgos.

 

Los avatares de la Cruz Roja China, como la Española, acompañaron a su pueblo desde 1904, año de su fundación hasta hoy, pasando por todo tipo de catástrofes naturales y eventos políticos, como el  fin del régimen imperial, la fundación de la República en 1911, guerra civil e invasión japonesa, guerra civil 1945-1949, fundación de la República Popular y reunificación de Hong Kong y Macao.

 

Hoy, datos de 2024, la Cruz Roja China tiene 150.000 organizaciones de base, 20 millones de miembros y 2 millones de voluntarios registrados. Podríamos intentar asimilar las organizaciones de base a las denominadas Asambleas Locales en España, pero no sería del todo correcto, pues la Cruz Roja China tiene organizaciones de base en empresas,  centros educativos, hospitales...Entre sus actividades están las de carácter sanitario, rescate, emergencias, formación, bancos de sangre, trasplantes y todo lo que nos podemos imaginar en un país tan diverso, con una población de 1.400 millones de personas, en su territorio. Hay que añadir a esto, su actividad internacional, en 60 países de todos los continentes, Europa incluida.

 

En 1912 la Cruz Roja China es reconocida por el Comité Internacional de la Cruz Roja, y en 1919 se incorporó a la Federación Internacional de Sociedades de Cruz Roja y Media Luna Roja, entonces Liga de Sociedades. En 1949 la República Popular firmó los Cuatro Convenios de Ginebra y en 1952, la Sociedad Nacional de la Cruz Roja China fue reconocida como única representante ante el movimiento internacional de Cruz Roja y Media Luna Roja. Fue la primera organización internacional en la que el país pudo estar representado. No ocurrió lo mismo en la ONU hasta 1971.

 

Desde entonces la Cruz Roja China ha acompañado  a la población  en su desarrollo y dificultades, como miembro de pleno derecho del movimiento humanitario, participa en muchos proyectos y servicios del país, en su función, común a todas las Sociedades Nacionales, de auxiliar de los poderes públicos en asuntos humanitarios. En los últimos años, en el proyecto denominado Nueva Ruta de la Seda, la Cruz Roja China coopera con las sociedades nacionales de Cruz Roja/Media Luna Roja de varios países vinculados, con algunas iniciativas notables, por citar una, las siete unidades de emergencia en el corredor China-Paquistan, consistente cada una en estación de emergencia, ambulancia, personal de emergencia y servicio de información/comunicación.

 

Independientemente de lo formulado por el Presidente de la República Popular, en esa entrevista señalada al inicio de este artículo, conviene recordar que China acepta los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 formulados desde la ONU. Entre ellos está el Objetivo número 16 para promover la Paz, Justicia e Instituciones Sólidas.  En ese objetivo, sin duda la Cruz Roja China y todo el movimiento internacional del que forma parte, por historia y frutos conseguidos, es una organización-institución sólida de primera magnitud,  factor de paz de interés mundial.

 

Para terminar, quiero presentarles la siguiente frase: “hay cien pasos hacia la paz, los primeros son humanitarios.”, que pronunció la Sra. Mirjana Spolgaric, primera mujer presidenta del CICR en su visita a Pekin en septiembre del 2023, en la Academia Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja en la Universidad de Suzhou. El CICR tiene su delegación regional para Asia Oriental, en Pekín, desde 2005. Antes de la visita, la señora Spolgaric manifestó lo siguiente: “Valoro enormemente el carácter estratégico y multidimensional de la relación del CICR con China”.

 

Espero que este aspecto poco conocido de la realidad china, haya resultado de interés para Vds.

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags