top of page

China y el camino propuesto hacia la Amistad con el Extranjero

Por Christian Careaga*


Publicado el 10/11/2023



El Instituto para el Debate y Análisis de Políticas de Seguridad y Defensa (IDAPS) organizó el pasado día 8 de noviembre una mesa redonda para debatir y reflexionar sobre China y su propuesto camino hacia la Amistad con el Extranjero.

El coronel Manuel Morato, Presidente de IDAPS y el embajador y escritor Servando de la Torre, invitaron a Christian Careaga -miembro del Claustro Senior de Cátedra China- a hacer una sucinta presentación del tema, para a continuación abrir un debate en relación a la política exterior blanda seguida en la actualidad por la República Popular China.

Asistieron asimismo a la reunión nuestro presidente emérito Marcelo Muñoz y nuestra gerente Marta Montoro, quienes intervinieron en un ameno debate encaminado a profundizar en multitud de temas de actualidad en China, como son la evolución de los proyectos de la Ruta de la Seda, las crisis inmobiliarias y financieras, la caída de las tasas demográficas, las propuestas mundiales para avanzar hacia un mundo multipolar, el futuro dominio de las civilizaciones china e india a escala planetaria o la posibilidad del empleo de armas potentes que, de usarse, podrían causar un daño terrible a la humanidad.

El punto de arranque de la exposición inicial se centró en la siguiente pregunta: ¿Es mejor seguir la senda del conflicto o de la paz? Entre los tipos de posibles conflictos se mencionaron aquellos en los que un país se inmiscuye en la política interna de otros países, sea mediante la amenaza del lanzamiento de una bomba nuclear, la colocación de misiles hipersónicos al borde de las fronteras, la construcción de cientos de bases militares en otros países, el dar golpes de estado y cambiar regímenes, bombardear y destruir (tal vez para reconstruir posteriormente mediante contratos ventajosos), cometer actos de sabotaje, la elaboración de listas negras para excluir o bloquear a otra nación, la prohibición de comprar o vender productos a terceros países, el establecimiento de cuotas y aranceles a la exportación o a la importación o el prohibir totalmente el comercio, así como el ejercer un control sobre las inversiones en el extranjero… Evidentemente, la lista de reales o potenciales conflictos es variada, pudiendo extenderse mucho más.

Por otra parte, la senda de la paz cabría enfocarla en términos territoriales, políticos, económicos, demográficos, tecnológicos… Se dieron ejemplos de cada enfoque y quedó claro que, llámese paz, armonía o amistad, esta vía de respeto a otras naciones favorecerá el promover el índice de desarrollo humano de una nación, medido frecuentemente en términos de salud, educación y bienestar material.

Ante la bifurcación de la vereda aparecieron dos caminos. ¿Cuál elegir?


Cada nación tiene su propio sistema político y -sean consideradas democracias o autocracias- cabe pensar que los líderes de cada país procurarán a su manera la felicidad y el bienestar de sus ciudadanos, meta última de todo gobernante decente.

Indudablemente, en el tablero internacional es preciso promover el respeto mutuo entre naciones, en aras de la paz, la cultura, la tolerancia, la lealtad y el comercio, siendo los tres principales parámetros a considerar para garantizar una paz sostenible:

  • La defensa de los intereses nacionales,

  • La seguridad

  • El desarrollo individual y social de los ciudadanos


En este sentido, el ponente expresó que la política de buena vecindad fuera quizás la mejor forma que tienen las naciones de relacionarse entre sí.


*


Gran parte de la tertulia estuvo dominada por la realidad del imparable ascenso de China como potencia frente a los EE.UU., siendo la nación americana la que ha mantenido la hegemonía internacional al menos desde el derrumbe europeo tras la I Guerra Mundial.

No se conseguirá la paz si no se evitan los conflictos exteriores y se refuerza la cooperación internacional, siendo el conflicto potencialmente más serio en la actualidad el que enfrenta a los EE.UU. con la R. P. China en las aguas del Mar Meridional y más en concreto en Taiwán.

Según Xi Jinping, antes de optar por la vía de buscar conflictos, debiéramos pensar en los “peores escenarios posibles” y “no jugar con fuego”. Más bien, el camino al progreso debiera pasar por promover el diálogo y el escuchar al otro.


Se ve a veces con recelo la multipolaridad promovida mediante la cooperación en beneficio mutuo (win-win), el compartir el conocimiento o el buscar el alcanzar un destino mundial compartido y hay quienes prefieren seguir en un mundo unipolar o bipolar como base para un mundo más estable y seguro. Entre los participantes a la reunión hubo quien alertó que China podría ser tan autoritaria o dominante a nivel mundial como antes lo fueron otros imperios.

Es bien conocido cómo el antiguamente llamado “País del Centro” ha optado por prestar ayudas a los países más desfavorecidos para asistirles a salir del subdesarrollo, mediante la financiación de proyectos conjuntos en áreas como la salud, la educación, el medio ambiente, la construcción de infraestructuras o la explotación de los recursos naturales. No faltaron durante el debate las críticas a cómo se han gestionado estos proyectos, tanto desde el punto de vista empresarial como desde las perspectivas laboral, política y financiera. Sin embargo, las naciones beneficiarias de estas ayudas -a pesar de los frecuentes niveles corrupción local- valoran positivamente el disponer de escuelas, trenes o clínicas gracias a la ayuda exterior prestada desde la República Popular China.

En todo caso, si pensamos en dejar un mundo más estable y seguro a nuestros descendientes, debiéramos ir pensando en proteger la diversidad cultural y el medio ambiente, así como en eliminar los prejuicios. El camino propuesto por China hacia la Amistad con el Extranjero empieza por aprender del otro, como primer paso hacia su aceptación y la amistad duradera.


El taoísmo nos muestra las dos fuerzas opuestas, complementarias e interdependientes que se encuentran en el universo


**

Sirva esta breve nota como recuerdo de una agradable jornada en el IDAPS, a quienes agradecemos desde Cátedra China su cortés invitación, esperando que el abanico de temas tratados haya sido de su interés y contribuya a organizar otras tertulias en donde, desde la igualdad y el respeto, se siga promoviendo la seguridad global.



*Nota: Las ideas contenidas en las publicaciones de Cátedra China o de terceros son responsabilidad de sus autores, sin que reflejen necesariamente el pensamiento de esta Asociación.

Hozzászólások


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags