top of page

¿Podrá Estados Unidos “contener” a China?

Actualizado: 16 ene

Por Marcelo Muñoz


Publicado el 3/01/2024 en Mundiario





(Se pretende frenar la acción y el influjo multilateral de China en África, en Hispanoamérica y, muy especialmente, el crecimiento del macro-proyecto de conectividad global Nueva Ruta de la Seda).

Intentaremos responder a este “enigma”, como solemos hacerlo: con datos.

Hay países, como Estados Unidos de Norteamérica, que pretenden mantener su hegemonía en el mundo a base de sostener su idea de Imperio, concebida a finales del siglo XIX, precisamente como consecuencia de sus victorias sobre España en las guerras de Cuba y Filipinas. Durante prácticamente medio siglo XX, enardecidos por su papel trascendental (aunque no muy limpio en el final atómico de la guerra con Japón), además de alimentar algunas guerras calientes, ese propósito se alimentó del sostenimiento de la llamada “guerra fría”. Una vez disuelta la Unión Soviética, y tras el crecimiento exponencial de China, están en la tarea de reinventar por diversos medios otra guerra fría.

En la actualidad, las declaraciones de sus halcones, como el Sr. Blinken, secretario de Estado, y otros muchos, son contundentes y reiterativas.

 

LA ESTRATEGIA DE ESTADOS UNIDOS: “CONTENER” A CHINA  

Pero los hechos aún son más claros y reiterativos: su objetivo estratégico es “contener” a China. ¿Cómo?:

-Con la guerra comercial: China es el primer socio comercial de 142 países: ¡pues hay que impedirlo o contenerlo como sea!, con acusaciones de dumping en la Organización Mundial de Comercio; presionando al Parlamento Europeo para que no ratifique el acuerdo de inversiones mutuas, firmado hace más de dos años, que agilizaría los intercambios comerciales Unión Europea-China; poniendo todas las trabas posibles al comercio “libre” entre China y el resto de países.

-Con la guerra tecnológica: impidiendo por todos los medios que China adquiera en el “mercado libre” los semiconductores que necesita su industria más avanzada; intentando, en el “mercado libre”, contener, incluso con retención ilegal de sus dirigentes, a grandes multinacionales chinas como Huawei y otras. O presionando, en “defensa del multilateralismo”, a la Unión Europea y a los países anglosajones, para que no se adhieran al macroproyecto de conectividad global, incluida la digital, de la Nueva Ruta de la Seda, o proyecto “OBOR”, suscrito ya por más de 150 países.

 

-Con la guerra política: promoviendo organizaciones alternativas como el acuerdo “Quad” (Estados Unidos, Japón, Australia e India), o el Acuerdo Transpacífico, sustituido en su fracaso por el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico, firmado de prisa y corriendo por 11 países del área, para “contener” el peso de China en el mundo. Y, lo más importante por lo que nos concierne a los europeos, reteniendo a la UE en el bloque atlántico, apoyándose en el fuerte lobby anti chino, capitaneado por los Verdes.

-Con la guerra militar: Estados Unidos está armando sin límite a Taiwan, con armamento sofisticado y ofensivo, entrenando a sus militares en bases USA y  dirigiendo todas esas operaciones desde el “Comando de Defensa de Taiwán”; está utilizando  a Filipinas para “contener” a China en el “mar del Sur de China”; está  promoviendo el mayor rearme de Japón desde su derrota en la II Guerra Mundial; está  potenciando a la OTAN, arrastrando en ello  a la UE; está rodeando a China con 30 bases militares en Corea del Sur, 120 bases militares en Japón (la de Okinawa ocupa el 8,1% de la isla); está manteniendo tratados de Defensa mutua con Filipinas, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur y Japón; está, desde el Comando Indo Pacífico en Honolulu, “vigilando” el Océano Pacífico, la Antártida, el Océano Ártico, Japón, China, Mongolia, Corea Norte, Sudeste Asiático, India, Pakistán, Madagascar, Nueva Zelanda. Lo que significa que “vigila”, desde ese Comando, el 50% de la superficie y el 60% de la población mundial.

Y el presupuesto militar de USA para 2024 se acerca al billón de dólares, casi cuatro veces el de China, pero 12 veces mayor, si consideramos el presupuso militar per cápita.


CONTENER A CHINA CON AMENAZAS

La amenaza es evidente y continua: hostigando a China permanentemente, y provocando o intentando provocar conflictos, sobre todo alrededor de Taiwán, en el mar “del Sur de China”; desde Filipinas, rearmando a Japón; o, simplemente, con ejercicios militares en o desde las 150 bases militares estadounidenses que rodean China, o con los movimientos de la 7ª Flota, o desde el Comando Indo pacífico en Hawai.

En todos los medios controlados o influidos por Estados Unidos, que son muchos, se menciona diariamente el riesgo o la amenaza de invadir Taiwán, o de que China “invada” la isla, o de intervenir en el “mar del Sur de China”, o de la colisión Estados Unidos-China. Intentando provocar un miedo paralizante en el resto del mundo, para retener el monopolio de la reacción internacional.

Se pretende con ello, además, frenar la acción y el influjo multilateral de China en África, en Hispanoamérica y, muy especialmente, frenar el crecimiento del macro proyecto de conectividad global Nueva Ruta de la Seda, que une ya a casi todos los países del mundo, a grandes  bancos multinacionales y otros muchos bancos nacionales y chinos, con una inversión que alcanza, sumando todo, el billón de dólares anual desde 2013.    

  

¿“CONTENER” A CHINA ES UNA QUIMERA?

¿Qué significa “contener” a China? 

¿“Contener” su crecimiento económico, el mayor del mundo en los últimos 40 años, que aporta un 30% al crecimiento económico mundial? 

¿“Contener” su lucha contra la pobreza, que ha sacado de ella a 800 millones de personas, que es el único país que ha erradicado la pobreza extrema, que ha elevado a clase media a 700 millones de personas?

¿“Contener” sus avances tecnológicos -como su predominio en las redes 5G y pronto las 6G-, o su potencia en inteligencia artificial, en computación cuántica, o su presencia en la cara oculta de la Luna, o en su estación espacial internacional?

¿“Contener” sus redes de Acuerdos multilaterales en los cinco Continentes, o el avance imparable de la Nueva Ruta de la Seda?

Tal estrategia estadounidense de “contención” es una auténtica quimera, fuera de la realidad imparable del siglo XXI, lejos del clamor universal por un nuevo orden mundial y por la necesidad de instituciones multipolares de gobernanza global.

Y si el poderío militar de Estados Unidos se empeñase en declarar la guerra a China, de una u otra forma, sería, también, en mi pronóstico, una quimera. 

Estados Unidos ha podido provocar 120 guerras en sus 250 años de historia (una guerra cada dos años) y casi todas las ha perdido, menos la II Guerra mundial porque tuvo de aliados a la URSS y a Europa. 

Estados Unidos se puede empeñar en provocar una guerra con China, pero China, desde su estrategia confuciana de buscar siempre el diálogo, la cooperación o el acuerdo, nunca irá la guerra, salvo la defensiva y ésta, poniendo por delante siempre los consejos de Sun Tsu en su “Arte de la guerra”, que viene a ser un tratado de cómo evitar el conflicto o “el arte de la negociación”. 

Y, sigo con mi pronóstico optimista pero documentado: Estados Unidos nunca se atreverá a provocar una guerra con China, porque China no es un país, es un Continente con 1.450 millones de habitantes, que se convertirían en 1450 millones de combatientes, muy preparados, en un enorme territorio lleno de dificultades y sorpresas, mucho más allá de lo que hayan podido “observar” los satélites espia del enemigo. 

Espero estar seguro de no equivocarme y de que la capacidad y habilidad de diálogo y negociación de China podrá frenar la belicosidad supremacista del ejército más poderoso y sofisticado del mundo.

Por todo ello, creo que la estrategia de Estados Unidos de “contener” a China, de doblegarla con amenazas y provocaciones o dominarla por el conflicto bélico, es una auténtica quimera, muy lejana a la realidad de este mundo del siglo XXI.


  • Este artículo ha sido publicado originalmente en Mundiario. Puedes consultar el artículo original aquí.


*Nota: Las ideas contenidas en las publicaciones de Cátedra China o de terceros son responsabilidad de sus autores, sin que reflejen necesariamente el pensamiento de esta Asociación.


 

コメント


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
bottom of page