top of page

OPERACIÓN GUARDIAN DE LA PROSPERIDAD.

Actualizado: 16 ene

Por Antonio Segura*, Pte. Asociación Abogados Amigos de China. 


Publicado el 20/12/2023





El nombre de la operación militar unilateral de EE.UU  anunciada el 18 de diciembre de 2023, oculta bajo su contundencia una objetivo bien distinto, al que parece proclamar. 

La prosperidad no se puede nunca hacer contra la Justicia, contra la Ley. No se pueden tomar atajos que rompan los principios del derecho internacional. Y mucho menos se puede invocar la prosperidad para ocultar el tomar partido en un conflicto bélico, al margen del sistema de Naciones Unidas. Salvo que el objetivo sea ese, ignorar toda la construcción de derecho internacional del sistema de Naciones Unidad, y sustituirlo por el interés unilateral de la potencia hegemónica . Eso sí, de nuevo como en Irak o Afganistán, en una coalición supuestamente internacional, que no es más que los aliados más cercanos de EE.UU y algún paraíso fiscal con forma de estado. vamos , más bien una banda que no le interesa lo más mismo que su participación en el conflicto, lleve el sello de legalidad del Consejo de Seguridad de NNUU.  Y que se autoproclaman guardianes, en este caso de la prosperidad, en otros de la Libertad, pero que curiosamente siempre actúan desde la ilegalidad internacional, con la impunidad que otorga que alguno de sus miembros tengan veto en el mencionado consejo de Seguridad. Y el mismo deje sin sanción sus delitos internacionales. 

El  Secretario de Estado Lloyd Austin , anunció lanzamiento de la operación….. “para garantizar la seguridad del tráfico marítimo en el mar rojo, después de los ataques de las milicias hutíes yemeníes, en pleno conflicto entre Israel y Hamás”.

Es importante fijar el marco, dentro del conflicto. Apostando abiertamente con la acción , al apoyo inequívoco  de una parte en el conflicto, parte que esta dejando claros datos de poder estar cometiendo -en el mismo-, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. 

Seguramente antes que la Prosperidad, habría que defender la Vida, la de los miles de civiles asesinados en ese conflicto, una gran mayoría de niños y niñas, y forzar medidas para frenar el conflicto, pero parece que el objetivo es otro, anteponer el comercio  (el abastecimiento de una de las partes en conflicto) a la vida, y esa posición también rompe los esquemas de Naciones Unidas, pues por orden, la vida, la de los civiles, -defenderlas- es el primer artículo del que nace el sistema. 

Lloyd Austín en su hipocresía intenta justificar el actuar del régimen para ganar apoyo con la siguiente frase: 

“Hay un desafío internacional que requiere de una acción. Por consiguiente hoy anuncio la creación de la Operación Guardián de la Prosperidad, una nueva iniciativa multinacional de seguridad bajo el paraguas de las Fuerzas Marítimas Combinadas y la dirección de la Fuerza de Tareas 153 que se concentran en la seguridad del mar rojo”.

Él anuncia unilateralmente, -ante un desafío que nadie desconoce, y que seguramente requiera una acción- la creación de la operación militar. Por supuesto, bajo el paraguas de su dirección y dirigida por sus fuerzas. No una acción de interposición de Naciones Unidad, solicitadas o recomendadas por la Organización Marítima Internacional, OMI,  y aprobada por el Consejo de Seguridad, a ninguno de los cuales se ha dirigido. 

Ha tenido la osadía de anunciar la presencia en esa banda, de países incluyendo el nuestro, que ni siquiera ha decidido si participará y en que condiciones, y bajo que dirección. Pero el Secretario, ha anunciado la presencia de nuestro país. La humillación esta dada, España debería responder a la misma. O buscar algún subterfugio para sumarse. 

Reino Unido Barheín, Canadá, Francia , Italia, Países Bajos, Noruega, Seychelles y España. 

Austín ha recordado que el mar rojo “es una vía marítima de importancia crítica que ha sido esencial para la libertad de navegación, un corredor comercial principal que facilita el comercio internacional. 

“Los países que quieren mantener el principio fundacional de la libertad de navegación deben  unirse para afrontar el desafío de ese actor no estatal que lanza misiles balísticos y vehículos aéreos no tripulados contra buques mercantes de muchos países que transitan legítimamente por aguas internacionales”. 

Es lo mismos que ha dicho la O.M.I. pero la misma ha exigido que se cumpla el código de conducta de Djibouti, no que EE.UU mande una fuerza militar dirigida  por él ,al mar Rojo. 

En estas condiciones, al margen del sistema de NN.UU, la propia República Popular China, rechazó la invitación a formar parte de la banda. Seguramente La R.P. China sea uno de los países que más claro tiene los principios del sistema de Naciones Unidad, y ha entendido la necesidad de defenderlos y cumplirlos sin excepción en este momento de crisis donde otros parecen tener como objetivo querer dejarlos atrás y sustituirlos por los propios intereses de la fuerza unilateral y hegemónica. Esa defensa de los principios de NN.UU de toda su construcción jurídica e institucional para la defensa de la Paz, es lo único que garantiza la verdadera prosperidad de la humanidad. Por eso es acertado el papel de China ,también en este conflicto. 

España ha anunciado que no participará de manera unilateral, parece que entiende de lo ilegal de este tipo de aventuras bélicas, entre otras cosas ha sufrido, hemos sufrido la consecuencias de haber participado en otras aventuras de este tipo. Ha comunicado que solo participará en el marco de la OTAN y dentro, o como parte de la UE. Ninguna de estas dos instituciones son Naciones Unidas, ni pueden sustituir a su Consejo de Seguridad y a su Asamblea General a la hora de entrar en un conflicto bélico. Esperemos que tanto España como el resto de la UE,  tengan en cuenta los criterios por los que China no ha participado en esa aventura ilegal, y el hecho en sí, sea un punto de inflexión para demostrar que la soberanía estratégica de la UE existe, y los principios sobre los que se sustenta son los de la Carta de Naciones Unidad.  Apoyando sin fisuras toda la construcción en defensa del derecho internacional emanada desde después de la II Guerra Mundial, con el fin de no volver a repetir los errores del uso de la guerra para resolver los conflictos. 

Hoy solo hay dos posiciones, o con NN.UU y la Paz, o contra NN.UU y la guerra. 



*Nota: Las ideas contenidas en las publicaciones de Cátedra China o de terceros son responsabilidad de sus autores, sin que reflejen necesariamente el pensamiento de esta Asociación.



Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
bottom of page