top of page

Claves de la gramática china, de Taciana Fisac Badell

Por Gabriel García-Noblejas Sánchez-Cendal*


Publicado el 10/01/2024



Portada del libro. Fuente: Bellaterra Edicions

Miembro del Claustro de Honor de Cátedra China y una de las mayores sinólogas de España, la catedrático de universidad Taciana Fisac Badell, de la Universidad Autónoma de Madrid, fundadora y directora del Centro de Estudios de Asia Oriental de dicha universidad, profesora de lengua y traductora de literatura moderna, ha publicado recientemente una de las primeras gramáticas del chino escrita por un hispanohablante y pensada para lectores españoles en particular, pero también para cualquier lector en general; prueba de cuya validez universal es el haber sido ya ha sido traducida a otras lenguas europeas.

Frente a otras gramáticas que ya se han publicado en inglés, italiano y francés y que son de uso frecuente en las aulas (como las ya clásicas de Li & Thompson (1989) o de Xu Dan (1996), o las más recientes de Ross (2014) o Yip (2016)), la gramática que hoy nos ocupa tiene dos particularidades que deseamos destacar por lo acertadas y útiles.

La primera es que está escrita desde la perspectiva pragmática. La pragmática es una rama de la lingüística que se ha desarrollado notablemente en las últimas cinco décadas. Nació esporádicamente de diversos filósofos y lingüistas, por ejemplo, de las ideas de L. Wittgenstein en sus Investigaciones filosóficas de 1953 (la idea de que el sentido de una palabra está en su uso) o de J. L. Austin en How to do Things with Words (1955); así como de lingüistas como Émile Benveniste en sus artículos sobre los deícticos o filósofos de la mente como J. Searle en Actos de habla de 1969. La clave de la pragmática consiste en estudiar el lenguaje tal como lo usamos las personas tanto oralmente como por escrito, de modo que se trata de una disciplina que tiene en cuenta todos los elementos que intervienen en la comunicación humana, muy destacadamente, los siguientes: el emisor y el receptor y sus conocimientos y el contexto compartido (o la ausencia de él) en que se comunican. La nueva gramática china de la doctora Fisac acierta plenamente en su enfoque pragmático de la lengua china, que permite comprenderla y aprehenderla en su uso real.

Dentro del punto de vista pragmático que adopta la autora, conviene destacar que no sólo encontramos aclaraciones y explicaciones estructurales sobre los fenómenos más importante del chino contemporáneo, sino también del chino llamado clásico. En este aspecto, las Claves… suponen una notable aportación, una excelente base para la didáctica del chino clásico.

Las Claves…,  por lo tanto, lo son del chino que se usa realmente. No se trata de una gramática ideal, prefabricada, hecha según un método inductivo que partiera de cómo debería funcionar la lengua china hacia cómo funciona en lo concreto, sino, al contrario, se trata de un libro que sigue un método deductivo. De ahí la gran cantidad de ejemplos cotidianos de la lengua, de su enumeración, de su análisis y de su, en fin, posterior y final formalización en reglas gramaticales generales capaces de prever nuevas ocurrencias lingüísticas.

La segunda particularidad que consideramos especialmente acertada y útil es la de haber empleado los dos conceptos siguientes de la lingüística pragmática como eje estructural de muchas explicaciones. Dichos dos conceptos son los de tema y rema, que han sido también expresados con el par de conceptos de foco y comentario o, con una terminología mucho más clara para los hispanohablantes, soporte y aporte, como ya expusiera magistralmente Salvador Gutiérrez Ordónez en su obra al respecto de 1997. Es un gran acierto por la sencilla razón de que la sintaxis tanto oral como escrita tanto del chino moderno como (a veces) del chino clásico ordena las frases no según la estructura del Sujeto-Verbo-Objeto, sino según la lógica del soporte-aporte semántico. La autora lleva todo ello a cabo, por supuesto, teniendo en cuenta uno de los principios fundamentales de la pragmática, que es el principio de atribución de conocimientos e ignorancias al interlocutor. La “Gramática de Fisac” (si así se nos permite bautizarla) acierta plenamente en la utilización de la estructura Soporte-Aporte para la exposición de la sintaxis y las construcciones gramaticales gramática del chino, pues es no es otra la estructura más seguida, como la autora se encarga con gran conocimiento y un nutrido elenco de ejemplos de demostrar.

La utilidad de esta obra que abunda en ejemplos explicados minuciosamente y que se centra en los fenómenos más importantes (por su utilidad y frecuencia de uso) de la sintaxis china actual y clásica, no se circunscribe al docente de la lengua china, aunque sin duda ayudará mucho a aquellos que se dediquen a tal tarea, sino que se amplía a todos aquellos que deseen también ya enseñar la traducción del chino, ya traducir del chino. Es clara, es profunda, es útil, toca lo más importante y abarca ejemplos del chino oral y del chino escrito.

En suma, la perspectiva pragmática y la utilidad general de la obra hacen de estas Claves de gramática china un hito en la lingüística china no sólo en España sino también en todo país hispanohablante y de lengua europea, que el lector hará bien en completar con la lectura de Lengua y escritura china: mito y realidades, de la otra catedrática sinóloga de España, Sara Rovira Esteva. La editorial Bellaterra, una vez más, ha acertado al poner en circulación la obra que hoy destacamos desde Cátedra China, las Claves de gramática china de Taciana Fisac Badell.



*Nota: Las ideas contenidas en las publicaciones de Cátedra China o de terceros son responsabilidad de sus autores, sin que reflejen necesariamente el pensamiento de esta Asociación.

Commenti


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Twitter Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
bottom of page