top of page

Celebrada con éxito la conferencia "50 años de relaciones diplomáticas entre España y China''

  • Organizado entre Cátedra China y el Real Casino de Madrid, la comunidad profesional, diplomática y docente chino-española se reunió para conmemorar el cincuenta aniversario de las relaciones chino-españolas.

  • Entre los asistentes se encontraron la presidenta de la Asamblea de la Comunidad de Madrid, Dña. Eugenia Carballedo Berlanga, así como representantes de empresas chinas en España, como Huawei, Alibaba y grandes entidades públicas como ICEX España.


Intervinientes en la celebración del 50 Aniversario de Relaciones Diplomáticas España-China. Fuente: Sáez Fotógrafos - Archivo RCM


Madrid. 25 de abril de 2023



Organizado por Cátedra China con motivo del hito que da nombre a la conferencia, el pasado lunes 24 de abril tuvo lugar el quincuagésimo aniversario de las relaciones diplomáticas entre la República Popular China y España. En el Real Casino de Madrid, las ilustres figuras del Excmo. embajador de la República Popular China, Wu Haitao, así como los ex-Embajadores de España en China, los Excelentísimos Eugenio Bregolat, José Luis Leña y Manuel Valencia, compartieron sus impresiones acerca del país que los une en una mesa moderada por Doña Georgina Higueras, vicepresidenta de Cátedra China, y presidida por D. Alfredo Alvar Ezquerra, presidente del Real Casino de Madrid.

En el evento, que congregó a diferentes personalidades y amantes de China, la conversación exploró diferentes tiempos. Por un lado, con los ojos puestos en el pasado, todos los embajadores hicieron balance de sus experiencias en la carrera diplomática acerca de China, agente de una metamorfosis constante desde que las relaciones diplomáticas se establecieran cincuenta años atrás. Sin perder la presencia del ahora, se comentaron las impresiones sobre las nuevas en las actuales relaciones diplomáticas (véanse la guerra de Ucrania, la creación de bloques políticos nuevos y consiguientes tensiones entre Estados Unidos, Europa y Asia o el cambio de dinámicas en la geopolítica). Sin olvidar el futuro, en base al presente y a la experiencia con la que cada uno de los participantes cuenta, estos últimos dieron algunas de las claves sobre el posible devenir de las relaciones diplomáticas entre España y la República Popular China, en particular, y entre China con la Unión Europea, en general.


El Salón Príncipe del Real Casino de Madrid se llenó para celebrar medio siglo de relaciones diplomáticas entre España y China. Fuente: Sáez Fotógrafos - Archivo RCM.

Cuando se les preguntó a los diplomáticos cuáles creían, han sido los puntos clave en la buena relación que China y España tienen desde hace cincuenta años ya, el Excmo. Wu Haitao los resumía en cuatro factores que, desde el país asiático, se han percibido como vitales para el mantenimiento de dicha relación bilateral. En primer lugar, las diferentes visitas que tanto el Jefe de Estado como algunos Presidentes del Gobierno y miembros oficiales del Estado han realizado a China o la visita de Xi Jinping a España han mantenido activo el canal comunicativo para el diálogo internacional entre países. En segundo lugar, las relaciones comerciales se han consolidado entre ambos países, siendo la República Popular China el mayor socio comercial de España fuera de la UE, y en sentido inverso, España para China el quinto mejor aliado en la Unión Europea. No solo ha existido un activo flujo de bienes, sino que también las personas han circulado entre medias. El turismo, de la mano del puente cultural que tanto el Instituto Confucio como el Instituto Cervantes sustentan, hacen del diálogo uno mucho más rico y fundado. Del mismo modo, atractivos turísticos como los Guerreros de Terracota han llamado la atención de los turistas españoles en China. Desde la óptica de Wu Haitao, estos tres factores no hubieran sido posibles de no haberse contado con la colaboración que España ha prestado a la República Popular China en los encuentros internacionales de la ONU tales como la cúpula del G20, donde se ha colaborado bilateralmente.

Tres preguntas guiaron las intervenciones de los embajadores. En primer lugar, se preguntó sobre las experiencias de trabajo de los embajadores en China. Por su parte, Bregolat contestó con los sucesos de Tiananmén, señalando lo comprensivo que se mostró el gobierno de España con la República Popular China y cómo Don Juan Carlos I fue el primer jefe de estado en visitar China después de dichos acontecimientos, es desde este momento que se empieza a afirmar que España es el mejor amigo de China en la Unión Europea, una relación que se deja ver en la compra de deuda pública de China a España y que se reducirá con los juicios a dirigentes chinos que fueron controlados durante el gobierno de Rajoy, en el que se limitó la capacidad de juzgar en base a la justicia universal.

El Embajador Leña, por su parte, resaltó la visita de los sus Majestades Don Juan Carlos y Doña Sofía a China durante su periodo en la embajada que tuvo como punto clave la famosa fotografía de Don Juan Carlos I en el templo de Confucio, también habló de la visita del expresidente de la República Popular China Jiang Zemin a España y la exposición del museo de Shanghái “From Zurbarán to Picasso” de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza he hizo hincapié en las relaciones previas a la diplomacia entre ambos estados desde 1864. Por último, el Embajador Valencia comentó el profundo desconocimiento que existía entre ambos países durante su llegada a China y el plan que se llevó a cabo para subsanarlo. Aprovechó la ocasión para resaltar la importancia de lo colectivo por encima de lo individual en la sociedad China a través de una divertida anécdota que ocurrió durante su estancia en el país.

La segunda pregunta fue acerca del desarrollo de China durante los últimos 50 años, en la que todos los embajadores, a través de sus intervenciones, coincidieron en su respuesta, resaltando el acelerado crecimiento de la economía china a través de ejemplos como la modernización de la calle Sanlitun de Pekín, en la que se encuentra la Embajada Española de la que fue testigo el Embajador Bregolat o el desarrollo del turismo promovido por el Embajador Valencia, periodo en el que, pese a la desaceleración económica, aumentaron los vuelos comerciales de China a España de uno a treinta y dos, lo que se tradujo en un incremento significativo de turistas que elegían como su destino el Reino de España.

Por otra parte, cuando se les preguntó por demás experiencias sus anécdotas, cada embajador dio vívidos y nostálgicos relatos de los que se trascendían claves como la pervivencia de la República Popular China y el fracaso de la URSS. La diferencia residiría desde la opinión de Leña, alegando que China consiguió centrarse en mejorar la vida de la población en lugar de mantener la pureza en lo ideológico y político. China optó por el pragmatismo y por, una vez más, lo colectivo en lugar de en lo individual. Una idea apoyada por el embajador Bregolat, quien añadiría cómo la URSS fue incapaz de dar a sus ciudadanos un nivel de vida digno, razón por la que China ha conseguido triunfar. Por otro lado, en su anécdota recordaba tres Chinas totalmente distintas durante sus tres estancias (con espacios temporales de 10 años entre cada una). Durante su primera estancia, Pekín estaba aún ruralizada, pero a lo largo del tiempo ha sufrido un proceso de “hongkonización”, representando una modernización paulatina. El actual Embajador de China en España, el Excmo. Wu Hai Tao, no se quedó exento de contar sus primeras impresiones de nuestro país, así como alguna anécdota. Explicaba cómo le han agradado sumamente el clima, la hospitalidad y la gastronomía española. A su vez, daba las gracias a Madrid por acoger la cultura china así como a su población.



Futuro de las relaciones bilaterales


Bajo el punto de vista de Eugenio Bregolat, España debería abogar por mantener su independencia de actuación política en lo particular e instar a la UE a actuar en conjunto, pero es preciso tomar una decisión rápida e inminente. Ante la bipolaridad de los actuales bloques de poder, también las opciones se reducen a un par. O bien la autonomía estratégica, la soberanía en un mundo, en ese caso, multipolar o seguir siendo socios menores de EEUU en una muy probable segunda Guerra Fría. El Embajador Leña apuntaba también a la reciente resignificación de términos socioeconómicos, que se han resignificado tras la Guerra de Ucrania en el terreno multilateral europeo. China debería ser una prioridad en la agenda política europea, de la mano de nuevos cambios culturales y universitarios, de la descarbonización o del desarrollado sostenible. A estas intervenciones, Manuel Valencia añadía la importancia de apostar por información de calidad para poder darle a la cultura china el espacio que merece. Según apuntaba, deberíamos desde la opinión pública, trascender a Mao y contemplarlo como una parte del total, de una gran cultura de tradiciones amplísimas.

Para poner un broche a estas intervenciones, el Embajador Wu instaba a mantener la relación de amistad en este momento decisivo. Recordaba la reclamación conjunta China-España de 2018, que debe aún especificarse y llevarse a término. También es vital seguir manteniendo contactos de alto nivel, que facilitan el diseño y orientación política de las relaciones bilaterales, así como como centrarnos en las industrias, nuevas energías, además de la franja y ruta de la seda. Señalaba que China está interesada en seguir importando productos de alta calidad para desarrollar un comercio equilibrado. Además, es de vital importancia seguir fortaleciendo los nexos a través de la cultura, educación, deporte y turismo, hemos de recuperar el flujo tras la COVID-19. En último lugar, ante los problemas globales hemos de mantener una buena comunicación, puesto que tenemos idénticos intereses (frenar el cambio climático, el desarrollo sostenible, la multilateralización…). La modernización del gigante asiático abre la veda a mejores sistemas y a nuevas oportunidades de desarrollo también para España. Las relaciones bilaterales, para concluir, son el futuro más ventajoso para el país en estos momentos y todos los ponentes coincidían, en que había que priorizarlas, así como la autonomía.



Sobre Cátedra China


Cátedra China es una Asociación independiente sin ánimo de lucro integrada por miembros de la comunidad docente, profesional, empresarial, mediática e institucional, tanto española como china. Todos sus miembros son amplios conocedores y amantes de la China actual e histórica. Entre sus principales actividades de se encuentran la de conectar a todos los miembros que conforman el claustro, así como la de promover el debate, la información y el análisis riguroso sobre las realidades de China, a través de su página web, su boletín digital y a través de su reciente firma editorial, inaugurada con la obra de Marcelo Muñoz titulada China ha vuelto para quedarse.



Encuéntranos en redes sociales


  • Canal de YouTube: www.youtube.com/channel/UC3MpVqbk-Qga2HcxTLtRyeA

  • Página web: www.catedrachina.com

  • Twitter: @CatedraChina

  • LinkedIn: www.linkedin.com/company/catedra-china/

  • Facebook: @catedrachinaspain

  • Instagram: @catedrachina_cj


Contacta con nosotros


comunicacion@catedrachina.com


claustrojunior@catedrachina.com


contacto@catedrachina.com



Commentaires


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo